jueves, 25 de noviembre de 2010

Todos contra la violencia de género. Construyendo la esperanza


Me gusta mucho el lema que hemos elegido este año en San Juan para conmemorar el Día contra la violencia de género: "Construyendo la esperanza". Me gusta por el verbo, que indica una tarea en marcha, un trabajo común, un esfuerzo de la sociedad. Me trae además un regusto educativo y creo, sinceramente, que la educación es la mejor arma que tenemos para acabar con la violencia hacia las mujeres.

También me gusta el sustantivo. A pesar de que son 64 las mujeres asesinadas este año, nueve más que en todo 2009, a pesar de que son muchas las mujeres que denuncian y muchas las que se retractan por miedo, a pesar de que son muchas las mujeres que siguen soportando en silencio agresiones día tras días, a pesar de que son muchos los hombres, los familiares, los vecinos, los conocidos, que siguen guardando silencio y mirando hacia otro lado; tenemos esperanza y tenemos que seguir construyéndola entre todos y todas. 

Esto se tiene que acabar y sólo es posible que lo consigamos aislando a los agresores. NO caben en nuestra sociedad, no podemos seguir riéndoles sus chistes de mal gusto, no podemos seguir dejando pasar su vocabulario soez y grosero, no podemos seguir pensando en las mujeres como apéndices. Tenemos que mostrar nuestro rostro contra la violencia de género. Tenemos que seguir construyendo la esperanza.

1 comentario:

LARA dijo...

En un mundo lleno de desigualdades la tarea educativa se hace imprescindible y a la vez ardua.Debemos explicar a nuestros menores que ser niño o niña no te predispone para un futuro digno, que el futuro lo labramos con el esfuerzo, la constancia de buenos hábitos, de buenos valores.Y que la suma de todo nos ayudará a construir relaciones interpersonales que nos enseñen a crecer como buenas personas. Me alegra que en mi pueblo se movilice su gente, asociaciones, entidades educativas, profesionales, organismos públicos y privados para ofrecer información y prevenir la violencia de género.
Gracias Fernando, este blog es una brillante idea para que San Juan sea un pueblo próspero y saludable.